Logo WhatsappLogo InstagramLogo TwitterLogo Facebook

La ciudad

IMG 8742

El presidente y los hermanos de Jes煤s Gregorio 'Zarco' salen al campo                                                                               Foto: GACETA

           Aurelio Maroto

          El cielo se ha te帽ido un poco m谩s amarillo y luci贸 m谩s azul que nunca este domingo. La Solana gan贸 al At. Albacete (3-1) en un partido donde el recuerdo del joven Jes煤s Gregorio Mart铆n-Zarco Serrano de la Cruz 鈥榋arco鈥 sobrevol贸 sin parar. Fue el mejor regalo posible para un portento de humanidad, que se ha ido con s贸lo 30 a帽os.

La Moheda le tribut贸 su particular homenaje en los proleg贸menos. Cuando la megafon铆a pronunci贸 su nombre se hizo el silencio. Un silencio ensordecedor mientras sal铆an al c茅sped los hermanos del que fuera jugador amarillo, Juli谩n (tambi茅n ex-jugador) y Manuela, acompa帽ados por el presidente, Patricio Peinado, y una peque帽a legi贸n de amigos detr谩s. A unos metros, tras la valla, los padres, Gregorio y Dolores, que hicieron de tripas coraz贸n para estar ah铆, apenas 48 despu茅s del funeral. Pero hab铆a que estar.

IMG 8748

            Manuela recibi贸 un ramo de flores del club y Juli谩n una camiseta firmada por los futbolistas. Mientras, la afici贸n irrump铆a en un interminable aplauso. Luego, el minuto de silencio, emotivo, conmovedor. As铆 es como La Moheda despide a los suyos.

            Y el partido comenz贸. Y todos sacudieron sus recuerdos para centrarse en el f煤tbol. No queda otra. Esos brazaletes negros ten铆an que dar un plus y lo dieron, aunque cost贸 Dios y ayuda. El At. Albacete ven铆a como un colista enga帽oso y con nuevo inquilino en su banquillo, Mario Sim贸n. Lo demostr贸 en seguida porque viendo el chozo se conoce al guarda. Velocidad, descaro y buena t茅cnica, o sea, todo lo que se espera del filial de un club profesional. Los cachorros del Alba no tardaron en asomarse a Monreal, que ech贸 el cerrojo con dos grandes intervenciones.

La Solana perdi贸 el bal贸n y el At. Albacete cogi贸 la banca, se encomend贸 al manejo de Abdul y Castillo, y sobre todo a la fantas铆a de Alvarito, un extremo de muchos kilates.

Pepe Berja hab铆a formado un escaparate de lujo en el banquillo. Douglas, Pirri, Ra煤l, Mini, Diego Sevilla, Josema鈥 Tiene donde elegir y esta vez eligi贸 a Richi como compa帽ero de Miguel Fuentes y mantuvo su confianza en el argentino Nacho Pa铆s, con Almarcha como apagafuegos y Luque escorado a banda. Pero supo sufrir sin bal贸n, organiz谩ndose perfectamente en erizo, donde Sancho y Juli volvieron a reinar en el eje, bien arropados por De la Hoz y Juan Santos.

La Solana jugaba a la contra, porque era incapaz de hacer da帽o en ataque est谩tico ante la buena disposici贸n t谩ctica del rival en el repliegue. Una vez m谩s, era partido para los talentosos y s贸lo cuando David Sevilla lograba encarar en tres cuartos hab铆a sensaci贸n de peligro. Mientras, Fuentes tiraba desmarques y sacaba petr贸leo en el juego de espaldas.

No fue poco irse 0-0 al descanso, porque el At. Albacete ya no fue el mismo en la reanudaci贸n. La Solana tampoco. El juego se equilibr贸 y no tard贸 en llegar el 1-0 gracias a una salida infame de Nacho, que dej贸 el bal贸n franco para que David Sevilla dibujara una suave vaselina. La decoraci贸n termin贸 de cambiar, a pesar del error garrafal de Nacho Pa铆s que gener贸 el empate. Pepe Berja, astuto, introdujo a Ra煤l, y m谩s tarde a Mini. Hab铆a que romper por dentro y agitar por banda y ambos dan ese perfil. Dicho y hecho. Una jugada de Mini por la derecha termin贸 en el 2-1, obra de Ra煤l, y una estupenda finta del propio Ra煤l dej贸 s贸lo a De la Hoz para penetrar y facilitar el 3-1 de Fuentes.

IMG 8767

        Los jugadores celebran el 2-1 de Ra煤l                                                                                                                     Foto: GACETA

Quedaba un cuarto de hora largo y el resultado no se movi贸 gracias al oficio local y a pesar de la insistencia de un At. Albacete que jam谩s se rindi贸 y apret贸 hasta el 煤ltimo aliento. No tardar谩 demasiado en salir del pozo, mientras La Solana saborea un quinto puesto que tambi茅n da algo de v茅rtigo. La afici贸n, que volvi贸 a llevar en volandas a los suyos (y no s贸lo con el viento a favor), vive un estado de elevaci贸n que no conoc铆a, y que probablemente merec铆a. Su duraci贸n es un enigma, pero en La Moheda pintan oros. De momento. Va por ti, Zarco.

Scroll to top

Usamos cookies para mejorar su experiencia en nuestra web. M谩s informaci贸n en: Guía de uso de las cookies.

  Acepto el uso de las cookies en este sitio.